Rollitos de Pollo con Jamón y Queso

Los rollitos de pollo con jamón y queso son una opción exquisita para cualquier ocasión, desde una cena familiar hasta un evento especial. Este plato combina la jugosidad del pollo con el sabor salado del jamón y la cremosidad del queso, creando una explosión de sabores en cada bocado. A continuación, presentamos una receta detallada para preparar estos deliciosos rollitos.

Ingredientes Necesarios

Para preparar los rollitos de pollo con jamón y queso, necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo
  • 8 lonchas de jamón serrano o jamón cocido
  • 8 lonchas de queso (puede ser queso suizo, mozzarella, gouda, etc.)
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 huevos
  • Harina
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva

Preparación de las Pechugas de Pollo

1. Limpieza y Preparación de las Pechugas

Comenzamos limpiando las pechugas de pollo, retirando cualquier exceso de grasa. Luego, con la ayuda de un cuchillo afilado, las fileteamos para que queden lo más finas posible. Si es necesario, podemos usar un mazo de cocina para aplanarlas aún más, cubriéndolas primero con papel film para evitar que se rompan.

2. Sazonado del Pollo

Una vez que las pechugas están listas, las sazonamos con sal y pimienta al gusto. Es importante no excederse con la sal, ya que el jamón también aportará su sabor salado.

Ensamblado de los Rollitos

3. Colocación del Jamón y Queso

Colocamos sobre cada pechuga de pollo una loncha de jamón y una de queso. Podemos doblar las lonchas de queso si son muy grandes, asegurándonos de que queden bien distribuidas sobre el pollo.

4. Enrollado del Pollo

Con cuidado, enrollamos cada pechuga de pollo, asegurándonos de que el jamón y el queso queden bien sellados dentro del rollo. Para evitar que se desarmen, podemos utilizar palillos para mantenerlos en su lugar.

Rebozado y Cocción

5. Preparación del Rebozado

En un plato hondo, batimos los huevos. En otro plato colocamos la harina y en un tercero, el pan rallado.

6. Rebozado de los Rollitos

Pasamos cada rollito primero por la harina, luego por el huevo batido y finalmente por el pan rallado, asegurándonos de que queden bien cubiertos en cada paso.

7. Freído de los Rollitos

Calentamos suficiente aceite de oliva en una sartén grande. Una vez caliente, freímos los rollitos a fuego medio-alto, dándoles vuelta para que se doren uniformemente por todos lados. Este proceso debería tomar unos 10-15 minutos. Es importante no freírlos a fuego muy alto para evitar que se quemen por fuera y queden crudos por dentro.

8. Escurrido del Exceso de Aceite

Retiramos los rollitos de la sartén y los colocamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Presentación y Acompañamientos

9. Corte y Presentación

Una vez que los rollitos han reposado un par de minutos, retiramos los palillos y los cortamos en rodajas gruesas para una presentación más atractiva. Podemos servirlos tal cual o acompañados de una salsa ligera, como una salsa de tomate casera o una reducción de vino blanco.

10. Acompañamientos Ideales

Estos rollitos de pollo se pueden acompañar con una variedad de guarniciones. Algunas opciones recomendadas son:

  • Puré de patatas: Suave y cremoso, complementa perfectamente los sabores del pollo, el jamón y el queso.
  • Ensalada verde: Una ensalada fresca y ligera puede ser el contrapunto perfecto para un plato principal tan sabroso.
  • Verduras asadas: Zanahorias, calabacines y pimientos asados aportan un toque de dulzura y color al plato.

Consejos y Variaciones

11. Variaciones en los Ingredientes

  • Queso azul o brie: Para un sabor más intenso, podemos utilizar quesos más fuertes como el queso azul o el brie.
  • Jamón de pavo: Si preferimos una opción más ligera, podemos sustituir el jamón serrano por jamón de pavo.
  • Hierbas frescas: Añadir hierbas frescas como albahaca o perejil dentro del rollito puede darle un toque extra de frescura y aroma.

12. Consejos de Cocción

  • Horno en lugar de sartén: Si preferimos una opción más saludable, podemos hornear los rollitos en lugar de freírlos. Para ello, los colocamos en una bandeja de horno y los cocinamos a 180°C durante unos 25-30 minutos, o hasta que estén bien cocidos y dorados.
  • Uso de termómetro: Para asegurarnos de que el pollo esté perfectamente cocido, podemos utilizar un termómetro de cocina. La temperatura interna debe alcanzar los 75°C.

Conclusión

Los rollitos de pollo con jamón y queso son una receta versátil y deliciosa que seguramente impresionará a nuestros invitados. Con esta guía detallada, podemos prepararlos fácilmente en casa, asegurándonos de que cada paso se realice a la perfección. ¡Disfrutemos de esta combinación de sabores en cada bocado!

Leave a Comment